Limpieza e hidratación de la piel  tapicería de coche

Limpieza e hidratación de la piel de la tapicería de tu coche

La tapicieria de cuero de los coches es, quizás, la parte visible más importante y, a la vez, más cara. Con el tiempo, es muy frecuente que el cuero se acabe deteriorando. Sin embargo, contrariamente a lo que se suele pensar, mantener la tapicería en buen estado y rejuvenecer el cuero de los asientos es mucho más fácil y asequible para todo el mundo.

Escoger la tapicería de tu coche es un momento importante y decisivo. La piel le da el toque elegante, es un elemento natural, es más resistente y, sí, es mucho más fácil de mantener limpia si es de buena calidad. Aun así, para que dure más tiempo, hay que tener cuidado y realizar de forma periódica algunos tratamientos para mantenerla hidratada y flexible y, así, evitar posibles grietas y roturas.

¿Por qué se daña la piel?

Del mismo modo que pasa con nuestra piel, está expuesta a una serie de factores que pueden dañar su aspecto. Esto es, la radiación solar, los cambios bruscos de temperatura, la humedad, etc. Por eso, se recomienda siempre hacer el tratamiento antes del verano y antes del invierno, las dos épocas en qué la tapicería puede sufrir más.

¿Cómo limpiar e hidratar la tapicería de cuero?

Como ya hemos avanzado, el proceso es fácil y barato. Simplemente,, requiere tiempo, pues es un proceso laborioso. Antes de empezar, debemos asegurarnos que tenemos todo lo necesario para hacer dicho trabajo. Esto es, una toalla o trapo, un saco grande, una botella de agua templada, jabón (a poder ser de glicerina) y crema hidratante.

Siempre puedes usar productos con grasa, preferiblemente de visón, con color si tus asientos han perdido la intensidad del color. A continuación, es importante aspirar bien para asegurar que no queden ni migas, polvo ni arena, puesto que podrían dificultar el proceso de limpieza.

Seguiremos con el “efecto sauna”, que consiste en dejar el coche aparcado al sol, con los asientos enfundados en las bolsas de plástico, para que la piel se dilate y ablande, de tal manera que haya una mejor penetración del jabón y la crema.

Después pasamos ya a la fase de limpieza, donde se desenfundan los asientos y se empapan con la botella de agua tibia con la ayuda de los trapos. Con el jabón, frotamos bien para limpiarlos con profundidad. Es importante insistir en las grietas y costuras para que no quede suciedad incrustada. La hidratacion es el siguiente paso. Una vez bien limpio se aplica la crema hidratante, igualmente insistiendo en las costuras.

En Car Shower contamos con una amplia experiencia en el sector, lo cual nos ha permitido convertirnos en el lugar de referencia para muchos clientes. Y es que ya son cientos de personas las que depositan su confianza en nosotros y, lo más importante, su vehículo. ¡Ven a vernos!

Sin comentarios

Añadir un comentario